Da√Īos producidos por veh√≠culo estacionado

Los da√Īos que produzcan los veh√≠culos a motor mientras circulan es una cuesti√≥n que en principio no deber√≠a ponerse en duda por los conductores y/o tomadores del seguro de veh√≠culo y la propia compa√Ī√≠a aseguradora.¬†Ahora bien, los da√Īos producidos por un veh√≠culo estacionado, o en parada, era una cuesti√≥n que no estaba clara hasta hace poco, siendo este un motivo de litigio m√°s entre tomadores y aseguradoras.

El contexto: incendio de vehículo en garaje

Antes que nada, creo que es necesario crear un contexto para explicar la cuestión objeto de este artículo:

  • -Veh√≠culo a motor que sufre un incendio y que a su vez provoca da√Īos a otros veh√≠culos, personas o bienes-. 

¬ŅCubrir√° el seguro del veh√≠culo los da√Īos creados? O, por el contrario, ¬Ņser√° el Consorcio de Compensaci√≥n de Seguros ‚ÄďCCS‚Äď el encargado de reparar o indemnizar este tipo de da√Īos?.

 

Para encontrar la respuesta debemos fijarnos en lo que expone el art√≠culo 2 del Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la Circulaci√≥n de Veh√≠culos a Motor (Reglamento). 

 

Este precepto expone que, a los efectos de la responsabilidad civil y la cobertura del seguro: 

 

‚Äúse entiende por hechos de la circulaci√≥n los derivados del riesgo creado por la conducci√≥n de los veh√≠culos a motor [‚Ķ] tanto por garajes y aparcamientos, como por v√≠as o terrenos p√ļblicos y privados aptos para la circulaci√≥n, urbanos o interurbanos, as√≠ como por v√≠as o terrenos que sin tener tal aptitud sean de uso com√ļn‚ÄĚ.

 

Una lectura r√°pida del precepto nos dar√≠a a entender que los hechos de la circulaci√≥n son √ļnicamente los derivados del riesgo creados por la conducci√≥n del propio veh√≠culo a motor, por lo que en principio un veh√≠culo detenido o aparcado no entrar√≠a dentro del concepto de ‚Äúhecho de la circulaci√≥n‚ÄĚ conforme al Reglamento. 

Una lectura correcta del art. 2 RD 1507/2008

No obstante, a lo largo de los a√Īos los tribunales han ido cambiado su parecer y, en la actualidad, una lectura correcta del precepto del Reglamento nos obliga a relacionarla con la idea de ‚Äúconducci√≥n‚ÄĚ del veh√≠culo.

 

Lo anterior nos obliga a incluir la parada o detención ya que en estos casos también existe un riesgo para usuarios y terceros.

 

Solo desde esta perspectiva podremos afirmar que el incendio de un veh√≠culo que causa da√Īos a su alrededor entrar√≠a dentro del concepto de ‚Äúhecho de la circulaci√≥n‚ÄĚ.¬†

Con el TJUE llegó el cambio

La cuestión en un principio no era pacífica ya que los tribunales negaban que este tipo de situaciones tuvieran que ver con cualquier hecho de la circulación. 

 

Es a ra√≠z de la jurisprudencia emanada del¬†Tribunal Europeo de la Uni√≥n Europea, interpretando el art√≠culo 3 de la¬†Directiva 2009/103/CE, cuando los tribunales espa√Īoles han empezado a incluir el incendio de un veh√≠culo estacionado dentro del concepto de ‚Äúhecho de la circulaci√≥n‚ÄĚ.

 

En concreto, la resolución que cambió el anterior paradigma es la STJUE de 20 junio de 2019 (asunto C 100/18), cuyo caso viene a resolver una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo.

 

Esta resolución tiene su origen en un pleito que surgió a raíz del incendio de un vehículo aparcado en el garaje de una vivienda. 

 

Seg√ļn se expone, el incendio se produjo a ra√≠z de un fallo el√©ctrico, cuando hab√≠an pasado m√°s de un d√≠a sin circular.

 

El seguro de la vivienda abono la indemnizaci√≥n correspondiente por los da√Īos sufridos en la residencia.¬†

 

Posteriormente, reclam√≥ al seguro del veh√≠culo la indemnizaci√≥n previamente abonada. La aseguradora del coche se neg√≥ argumentando que el siniestro no estaba incluido en el concepto de ‚Äúhecho de la circulaci√≥n‚ÄĚ del Reglamento.

¬ŅCu√°l era la opini√≥n de los tribunales espa√Īoles?

En primera instancia el Juzgado desestimó la demanda contra la aseguradora del vehículo aplicando una interpretación restrictiva.

 

En segunda instancia la Audiencia Provincial de √Ālava dictamin√≥ que el incendio estaba incluido dentro del concepto de hecho de la circulaci√≥n a la visa de los da√Īos producidos por causas intr√≠nsecas al veh√≠culo.

 

La aseguradora del vehículo interpuso Recurso de Casación al no estar conforme con la resolución y el Tribunal Supremo suspende el procedimiento y eleva al TJUE la cuestión suscitada en el pleito. 

El quid de la cuestión

El TJUE termina considerando que el concepto de ‚Äúcirculaci√≥n de veh√≠culos‚ÄĚ no debe limitarse a las situaciones o hechos acaecidos en la v√≠a p√ļblica.¬†

 

Se estim√≥ que debe incluirse¬†cualquier utilizaci√≥n habitual del veh√≠culo, comprendi√©ndose el hecho que origina la cuesti√≥n: veh√≠culo estacionado en un garaje privado que se incendia provocando da√Īos en inmueble.¬†

 

En definitiva, el Tribunal de la Uni√≥n Europa explica que el estacionamiento del propio veh√≠culo es una situaci√≥n natural del coche, por lo que el incendio del veh√≠culo que provoca da√Īos a terceros, objetos o personas est√° comprendido dentro del concepto de ‚Äúhecho de la circulaci√≥n de veh√≠culo‚ÄĚ del art√≠culo 2 del Reglamento.

 

Como hemos visto, el TJUE busca garantizar la unificación de la normativa en materia de seguros de vehículos a motor, protegiendo a las víctimas de accidentes o perjudicados en hechos análogos a lo expuesto en este artículo, lo que me lleva a afirmar que nuestros tribunales ampliarán los límites del aseguramiento obligatorio de vehículos en favor de los perjudicados.

 

Felipe Yantén Sánchez